La Dinámica de Propuesta Coreográfica Recíproca (DPCR) es una modalidad de Danza del Tango distinta pero, a su vez, complementaria a la del Tango Danza Tradicional, desarrollada por los profesores y fundadores de Tango Sentido María Laura Fitzharris y Federico Grabowiecki.

La
DPCR
se caracteriza por plantear la simetría en las posibilidades de acción de los integrantes de la pareja, es decir, por concebir que ambos tengan las mismas opciones para interactuar cuando danzan. De esta manera tanto la mujer como el hombre (o quienes asuman el rol femenino y masculino respectivamente) pueden guiar y ser guiados en igual medida, pudiendo asimismo alternarse constantemente estas dos posibles funciones, sin que se modifique el abrazo ni se cambie de roles.

La presente modalidad y la tradicional no se excluyen ni se remplazan, todo lo contrario, se complementan y enriquecen mutuamente.